GERARDO SÁNCHEZ, ¿LA RUTA DE LA NEGOCIACIÓN?

Hombre de reconocida eficacia política, disciplinado pero capaz de retar al establishment para alcanzar sus metas. Su pragmatismo extremo, siempre polémico, sólo se compara en intensidad a su lealtad política, que también le es ampliamente reconocida y se dice que es la causante de muchos de sus desencuentros

Sánchez avanzó de forma metódica hasta conseguir el control del PRI de Guanajuato, en el camino se enfrentó duramente a Francisco Arroyo Vieyra, otro de los líderes emblemáticos del tricolor guanajuatense, hasta ahora, esa discrepancia se h convertido en uno de los factores más fuertes del conflicto del PRI en el estado, derivando en una muy fuerte y duradera inquina personal entre ambos.

A lo largo de su carrera política, desde su natal Salvatierra, supo llegar a los altos niveles de la política nacional, y así ha sido Líder Nacional de la CNC, diputado federal en dos ocasiones y actualmente Senador de la República. No sólo aprendió a navegar en las aguas turbulentas de la lucha política, también recibió el apoyo de personajes del Poder, como el impulso temprano que dio a su carrera el Dr. Julián Gazcón Mercado, que fuera gobernador de Nayarit y amigo personal de un hombre clave del PRI del siglo XX, el Dr. Gustavo Baz Prada.

Ahora, Gerardo Sánchez se encuentra muy cerca de ser candidato del PRI a la gubernatura de Guanajuato, cuenta con todo el tramado de relaciones políticas que ha construido a lo largo de su carrera en el PRI. También con la estructura territorial más grande, al menos lo suficiente para ser mayoría en su partido y dominar los órganos de dirección.

Sin embargo, a propósito del “destape” de José Antonio Meade Kuribreña, han crecido las especulaciones sobre los diversos precandidatos a la gubernatura de Guanajuato y su relación con el “Poder”. Se ha dicho de todo, y desde luego todos presumen su cercanía con el candidato presidencial, incluso han hecho aparecer el fantasma de Ignacio Vázquez Chavolla, Oficial Mayor de Meade en las secretarías en las que ha sido titular, el funcionario es guanajuatense y, lo más probable es que no juegue ninguna posición electoral, pero no hay duda que Meade tendrá en el a un informante de primera, Vázquez Chavolla, para mayores señas es hijo de Ignacio Vázquez Torres viejo priista  que perdió la gubernatura de Guanajuato frente a Vicente Fox, y que renunció al PRI en 2006.

Aunque parece que Sánchez, hasta ahora, es el elegido para ser candidato del PRI,  la presión de los grupos y la necesidad de Meade y de Peña de Nieto de consolidar los consensos lo pueden poner en la ruta de la negociación, para no ser candidato priista.

El senador ha ejercitado la confrontación política como forma de ascender y mantenerse, pero ahora las circunstancias lo ponen ante un escenario dónde el acuerdo y los pactos van a imperar, él tiene capital político y apoyos nacionales amplios cómo para negociar ser candidato o para bajarse y ceder el espacio a otros y obtener amplia ganancia política. Veremos pronto dónde se ubica gracias al alcance de su habilidad política.

Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *