LA APUESTA DE BEATRIZ MANRIQUE

Beatriz Manrique es una presencia constante en la vida pública de Guanajuato, ha ido aumentando su influencia en la política local y en las dos últimas elecciones logró, junto con equipo de trabajo, consolidar al Partido Verde Ecologista de México como la tercera fuerza electoral del Estado.

Actualmente es diputada local y, se ha vuelto un factor de influencia en el Congreso e incluso, ha generado la percepción mediática de que encabeza a la oposición, con operación legislativa y una fuerte interlocución con el PAN, todo ello operado con discreción. Ella misma guarda un perfil mediático modesto, proyecta cierta sencillez provinciana, tal vez por ello, a muchos les pareció  poco realista, incluso pretencioso que quisiera competir por la vocería nacional, que es una suerte de liderazgo, que tal vez tenga ese nombre para mantener la necesaria discreción con respecto al status político del hijo del fundador del partido, Jorge Emilio González, que tiene escasas apariciones públicas y se ha dado de baja como Senador, pero que sigue siendo factor de Poder, en el PVEM y en la vida pública de México.

Los resultados de la inusual elección del PVEM, que fueron oficialmente difundidos, muestran que Manrique tiene un amplio liderazgo nacional en su partido, pues obtuvo el 35.92% de los votos siete puntos abajo del actual vocero y Senador de la República, Carlos Alberto Puente Salas, que fue reelegido. Sin duda, su participación en la elección interna del PVEM fue un acto de fuerza que además, sirvió para consolidar una corriente al interior que pugna por la independencia de los verdes, particularmente del PRI.

Veremos si el próximo día 13 de diciembre, la dirigencia nacional convalida el acuerdo del Consejo Estatal en el sentido de que vayan solos a la elección de Guanajuato. Si es así, Beatriz Manrique habrá obtenido una victoria política que trae consigo el reto de consolidar a su partido como la tercera fuerza electoral de Guanajuato.

La apuesta de Beatriz Manrique fue consolidar su presencia nacional, para impulsar el proyecto propio en Guanajuato, seguramente con la intención de hacer una campaña diferenciada del PRI y a la vez, beneficiarse de la alianza entre ambos a nivel nacional. Particularmente, si el candidato tricolor es alguno de sus adversarios.

Beatriz Manrique es una mujer del Poder, lo sabe ejercer, tiene un liderazgo muy fuerte en Guanajuato, a grado tal que en los círculos políticos se le conoce como la “dueña” del PVEM, pero más allá de un bien manejado juego de percepciones, si logra su objetivo de ir sin aliados en el estado, entonces la victoria vendrá con el reto de avanzar y consolidar su competitividad electoral, y ganar más de lo que tiene hasta ahora. No será fácil, pero tal vez la fuerte turbulencia electoral que se avecina facilite sus intenciones, aunque lo que es cierto es que aspira a capitalizar mejor que el PRI la candidatura de Meade. Veremos.

Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *